La poco celebrada labor de los bibliotecarios

22 mayo , 2008 a las 12:41 pm | Publicado en Bibliotecas Populares | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , ,
Por Teresa Mlawer Colaboradora Diario HOY

29 de abril, 2008

Nueva York — ¿Sabías que detrás de un escritorio o entre las estanterías de una biblioteca hay una persona que ejerce una de las profesiones más importantes, más interesantes en el mundo del libro? Me refiero a los hombres y mujeres que trabajan como bibliotecarios.

A primera vista puede parecer un trabajo relajado, exento de complicaciones o prisas. Nada más alejado de la realidad. Los bibliotecarios no sólo son responsables de una amplia selección de libros, sino que también tienen que ahondar en una gran diversidad de temas y conocer bien la población de la zona donde se encuentra la biblioteca para ofrecer la mejor selección a ese público.

Los libros se erigen como un arma muy poderosa para sus lectores. Ésta es una de las razones por las que determinados estados y regímenes políticos censuran ciertos títulos e impiden su libre difusión. Sin lugar a duda, y así lo corrobora la historia, quienes más temen el poder de los libros son los dictadores.

Gracias a Dios, vivimos en un país que nos permite acceder a toda clase de libros a través de la red de bibliotecas públicas. En numerosas ocasiones no se valora, o ni siquiera se tiene en cuenta, la labor del bibliotecario.

Gracias a un artículo de mi gran amigo y escritor Paco Abril, decidí rendirles homenaje y redacté este breve artículo como reconocimiento al trabajo de los bibliotecarios que se ocultan tras escritorios y estanterías repletas de libros.

Durante mis 40 años en el fascinante mundo del libro, he tenido la oportunidad de conocer a cientos de bibliotecarios dedicadísimos, enamorados de los libros y de su profesión. Todos ellos personas conscientes de su responsabilidad que se esfuerzan por hacer llegar a los lectores los mejores títulos, las obras que necesitan, los libros que responden a sus preguntas o que sencillamente les hacen pasar un rato inolvidable.

Precisamente en el mes de abril se retiró un bibliotecario con quien he trabajado durante más de 25 años: Frank Navarro de la Biblioteca Pública de Los Ángeles. También este mes ha recibido un homenaje, por su labor como bibliotecaria por más de cuatro décadas, Yolanda Bonitch de la Biblioteca Pública de Nueva York. A ellos y a todos los bibliotecarios que trabajan con entusiasmo, sin esperar ningún tipo de reconocimiento, quiero brindarles mi respeto y agradecimiento.

A continuación les recomiendo una serie de libros relacionados con este maravilloso mundo:

“The Storyteller’s Candle/La velita de los cuentos” por Lucía González e ilustrado por Lulu Delacre (Para todas las edades)

Esta emotiva historia, en español e inglés, cuenta la dedicación de Pura Belpré, la primera bibliotecaria hispana de la Biblioteca Pública de Nueva York. Gracias a su perseverancia y a sus maravillosos cuentos logró que los hispanos se acercasen más a la biblioteca. Además, las ilustraciones plasman inigualablemente la belleza y la esencia de la cultura puertorriqueña en El Barrio.

“La hora de los Juegos Olímpicos (Colección La Casa del Árbol)” por Mary Pope Osborne (de 8 a 10 años)

Los hermanos Jack y Annie viajan, a través del tiempo y por todo el mundo, gracias a una casa construida en la copa de un árbol. Con la ayuda de una bibliotecaria de Camelot, deben ir en busca de manuscritos perdidos que Morgana, la bibliotecaria, intenta recuperar para la biblioteca.

“La bibliotecaria de Basora” por Jeanette Winter (de 8 a 10 años)

Este libro narra la increíble historia de Ali Muhammad Baker, una bibliotecaria de Basora que, durante la guerra de Irak, logra salvar muchos de los libros de su biblioteca.

 

Fuente: http://www.hoyinternet.com/vidahoy/hoy-04vh_chi-lavidaeducadaapr29,0,1040889.story

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. […] tarea la de estos profesionales que ya destacamos en el articulo La poco celebrada labor de los bibliotecarios. Hoy rescatamos este cuento en su […]

  2. es una tarea tediosa, de personas con virtudes de muchaaaaaaaaaaaaa paciencia, pero no bien remuneradas y pilar de la enseñanza y/o educacion.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: